Cancelan la facturación electrónica instantánea; el SAT lo va a “estudiar”

Cancelan la facturación electrónica instantánea; el SAT lo va a “estudiar”

Con información de Expansión

La Asociación de Bancos de México (ABM) anunció este miércoles que decidió cancelar el proyecto con el que se pretendía emitir facturas electrónicas al momento de pagar en las terminales puntos de venta.

“Nosotros lo tenemos cancelado. No hay proyecto de factura electrónica”, declaró Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM.

De acuerdo con el directivo, la titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, es quien no quiere el proyecto.

“Ella lo suspendió, dijo que en el SAT lo iba a estudiar. No hemos tenido contacto con la nueva titular del SAT todavía, pero sí tenemos el interés de escuchar sus puntos de vista; sin embargo, para la banca está totalmente suspendido, no estamos trabajando. Lo que ella comentó es que estaba en análisis y mientras no tengamos oportunidad de dialogar con doña Raquel Buenrostro pues no estamos trabajando en ese proyecto, está totalmente suspendido”, añadió

En noviembre pasado, la entonces titular del SAT, Margarita Ríos Fajart había anunciado -de la mano de la ABM- que implementarían un esquema para que se emitieran facturas instantáneas al momento de hacer pagos con tarjetas bancarias.

La ABM dijo que no comprará cachitos de lotería para la rifa del avión presidencial. Pese a que a la reunión convocada el miércoles pasado por el presidente de la República acudieron directivos de bancos, Luis Niño de Rivera dijo que por regulación no se podrá hacer adquisición de estos cachitos.

“La ABM no tiene ninguna capacidad económica, los recursos que tiene son para su operación así que no va a cooperar para la rifa”, aseguró. “Comprar boletos de las rifas no está en los proyectos aprobados de la banca así que no es una inversión. No vamos a invertir en esos activos porque no se puede”.

La semana pasada el presidente López Obrador confirmó que a los invitados a la cena se les dio una carta en la que les ofrecía comprometer de 20 a 200 millones de pesos. No obstante, aclaró que se les insistió a los empresarios que se trataba de “participar de manera voluntaria”.

Comentarios